Una señal de alarma

“La región no está preparada” para utilizar IPV6 porque la gran mayoría de los operadores y organizaciones de América Latina y el Caribe está “esperando que se acaben sus recursos IPv4” para recién “empezar a pensar” en el último protocolo de Internet, asegura de forma tajante Jaris Aizprúa, ingeniero en Huawei y participante activo de talleres de IPv6 de LACNIC.

Aizprúa afirma que las organizaciones deberían tomar real conciencia de la necesidad de IPv6 actualmente, “y no cuando empiecen a agotarse sus reservas IPv4”.

En diálogo con LACNIC News, Aizprúa cree que el primer paso hacia IPv6 debe ser la capacitación sobre la necesidad imperiosa de este protocolo.

El gran desafío es utilizar IPv6 tras el agotamiento de IPv4. ¿Está preparada la región? ¿Se ha realizado el esfuerzo suficiente como para evitar el freno de desarrollo de Internet?

Sobre estar preparados, creería que no, ya que hemos esperado que se acaben los recursos para recién empezar a pensar en IPv6.

¿Han tomado conciencia las empresas de la región sobre la necesidad de utilizar IPv6?

La mayoría no, debido a que no ven la necesidad de IPv6 puesto que todavía disponen de recursos IPv4 suficientes; de hecho al ver que todavía tienen conexión a Internet, no existe preocupación alguna de IPv6.

¿Qué considera que hace falta para darle más impulso al último protocolo de Internet en América Latina?

La gente debe tomar conciencia de la necesidad de IPv6 actualmente, y no cuando empiecen a agotarse sus reservas IPv4; la capacitación es un tema muy importante, no tanto desde el punto de vista técnico, sino específicamente sobre la necesidad de IPv6.

A su juicio ¿qué puede pasar en la región si unos países avanzan más que otros en el despliegue y uso de IPv6?

Les permite explotar al máximo los beneficios de IPv6, por ejemplo: conectividad End-to-End, Internet de las cosas, etc.

¿Cómo es la situación del despliegue de IPv6 en Ecuador?

Muy escasa, actualmente sólo un ISP ya entrega IPv6 a usuarios residenciales lo cual se considera un gran avance considerando que dichos usuarios son los que más demandan recursos IPvX y tráfico de Internet; los demás proveedores aún no lo hacen, tampoco las empresas han habilitado IPv6 en sus servicios, especialmente las entidades de gobierno las cuales deberían tener prioridad por el alto tráfico local que existe en la actualidad.