La “killer application” para el despliegue de IPv6

El nuevo moderador del Foro Latinoamericano de IPv6, el ingeniero mexicano Azael Fernández Alcántara, estima que debe estimularse el despliegue de IPv6 en América Latina y el Caribe ya que su uso masivo es todavía incipiente.

Fernández Alcántara, responsable del proyecto IPv6 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y coordinador de los grupos de trabajo de IPv6 en la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet y en CLARA, señala que a nivel gubernamental pocos países de la región han impulsado IPv6, por lo que la academia y el sector privado han liderado su despliegue.

En diálogo con LACNIC News, Fernández Alcántara estimó que el Internet de las cosas será la “killer application” para acelerar el despliegue de IPv6 al hacerse imperiosa la necesidad de recurrir a este protocolo para nuevos usos y dispositivos.

¿Cómo observa que se está desarrollando el despliegue de IPv6 en A. Latina y el Caribe?

A un ritmo relativamente aceptable, principalmente en algunos países como Perú, Ecuador y Brasil. Sin embargo, aún faltan más despliegues masivos públicos y de buen volumen de usuarios.

¿Cuáles son los sectores que a su criterio están más desarrollados en IPv6, y a cuales les falta un poco más?

Si a sectores nos referimos como aquellos de carácter académico, gubernamental y empresarial entonces, el primero, el académico en nuestra región, en muchos casos está bien desarrollado, pero como en los países comentados el de carácter académico-empresarial es el que mayor avances ha tenido.

A nivel gubernamental solo países como Cuba y Colombia han definido buenas políticas encaminadas a promover el uso de IPv6.

¿Cree que la región lleva un proceso adecuado de migración a IPv6 en relación al resto del mundo?

Sí, pero más que migración, que es quitar o dejar de usar IPv4 para implementar y usar IPv6, es una convivencia y transición hacia IPv6. Aunque ya empezamos a ver algunos ejemplos de migración, en algunos operadores de redes celulares.

Tenemos buenos niveles de solicitudes de prefijos y redes para IPv6, pero aún faltan más casos de estudio y uso exitosos de IPv6. Y no solo basta con asignar o adjudicar bloques de IPv6, sino usarlos realmente en servicios públicos y en producción.

En relación al nuevo desafío que acaba de asumir. ¿Qué lo motiva a desempeñar este rol en la comunidad?

El seguir manteniendo a nuestra región en niveles aceptables de uso e interés en contribuir con nuestros granitos de arena a esta evolución natural de Internet. La participación entusiasta de todos y todas.

¿Qué cosas cree restan por hacerse para acelerar el despliegue?

Tal vez el Internet de las cosas será la “killer application” que estábamos esperando para acelerar el despliegue de IPv6 al hacerse ver la necesidad de usar mejor IPv6 que seguir usando IPv4 en nuevos usos y dispositivos.

¿Qué opina sobre el proceso de agotamiento de IPv4 y el alcance de las diferentes fases?

Que se está llevando de manera más o menos natural, de acuerdo a las características de nuestra región, pero debemos seguir participando en las discusiones de las políticas actuales no solo locales sino de aquellas de otras regiones que podrían tener efectos en las fases mismas.

Las fases a nivel región hay que contextualizarlas en cada país y usuario final, para realmente darnos cuenta de su impacto.